Exposiciones

 

Joan Franco

La primera Exposición que presenté, se tituló “Les Llums de l’Albufera”, la muestra consta de cuarenta y dos fotografías, y un poema del escritor y poeta D. José Tarrazó Durá. Estuvo expuesta en la Casa de la Marquesa – Gandia, Sala Piso 2º  en diciembre del 2006.

En esta muestra fotográfica, de alguna manera hemos querido reflejar la Paz que transmite la naturaleza, la sensación de plenitud que en ella se respira. Los matices del color de la luz cambiante en diversos días y en distintos meses del año. El reflejo de sus aguas, las puestas de sol, sus paseos en barca, sus días ventosos y sus días tranquilos. En l’Albufera.

Habitualmente se dice “estar todo ya fotografiado”. Pero considero que cambiando la forma de mirar, siempre encontraremos motivo para expresar fotográficamente lo que esta nuestro alrededor y aquello que nos emociona. Las puestas de sol en l’Albufera conocidas y fotografiadas a nivel Internacional son únicas, pues en este litoral pocos lugares hay donde se puedan fotografiar con una gran masa de agua por delante, y al fondo las montañas.

Junto con la misma, nuestro gran amigo José Tarrazó ha expresado en un hermoso poema de nueve partes, la sencillez de la Vida  con que los pobladores de la ribera  de este humedal, desde tiempo inmemorial han convivido muy respetuosamente con su entorno natural, efectuando labores agrícolas y pesqueras. Y hace un recorrido con mucho cariño en sus versos, describiendo la fauna mas destacada que habitualmente vive o sobrevive en esas tranquilas aguas, ensalzando así esa naturaleza “precariamente salvaje”, que aún nos queda en éste litoral.

En un entorno tan emblemático, mágico y querido como es el Parque Natural de l’Albufera de Valencia, la intención de este autor en esta exposición, ha sido también concienciar a los ciudadanos de que debemos cuidar l’Albufera, por su biodiversidad y por su reserva ecológica de fauna y flora. Lugar de paso para tanta y tanta variedad de aves migratorias, que tienen su lugar de descanso en estas aguas para continuar viaje. Es un gran tesoro que los valencianos y la humanidad poseemos. Y que la mayoría de  personas que vivimos en esta Comunidad, bien sea por su proximidad o por su desconocimiento, no valoramos lo suficiente.

Todo está en la naturaleza. Luz, color, ritmo y armonía. De Ella dependemos, aunque no seamos conscientes y Ella como una inteligente y amante madre, todo nos da sin pedir nada a cambio.

Por ello hacemos un especial llamamiento, al respeto y a la consideración que debemos tener todo ser humano por “toda la naturaleza en su conjunto”. En vez de dilapidar y destruir nuestro entorno natural como lo estamos haciendo, en pro de un beneficio especulativo rápido y fácil del que como siempre se benefician unos pocos, en detrimento de espacios naturales de los que podríamos disfrutar todos. Y si continuamos así, mas pronto o mas tarde, se nos pasará factura.

Deberemos respetar, preservar y salvaguardar nuestro entorno natural, pues es una de las cosas mas importantes que realmente podrán heredar de nosotros las  futuras generaciones.


Juan Luís Franco García                                Gandia, 16 de Diciembre del 2006

 

b 06-09-30 Fira de Gandia 031

La segunda Exposición, la titulé “Fira”, contiene veintiuna fotos. Estuvo expuesta en la Sala Cafeteria Tano-Passig en noviembre 2008.

En esta muestra fográfica, traté de reflejar  algunos aspectos  de la feria de Gandía del año 2007. La feria es una amalgama de color y movimiento, donde nos imbuimos de sensaciones, músicas, ruidos, olores y visualmente  formas y colores que a los ojos del fotógrafo se encuadran y visualizan en el visor de la cámara quedando plasmados todas estas sensaciones en los archivos digitales, que posteriormente se editarán e imprimirán en fotografías en Papel que debería ser el motivo final de cualquier proyecto fotográfico. Esta serie de fotografías estuvo expuesta en la Cafetería Tano Passeig en noviembre del año 2008.

Juan Luis Franco García –  noviembre 2008

 

q 08-10-26 Un dia al Port_0008

La tercera exposición que realicé la titulé “Marines”, se realizaron veintiuna fotografías y estuvo expuesta en la Sala La Muralla – Jaume I – Gandia en marzo del 2010.

 ¿Somos librepensadores?

Porque esta es la idea amagada que entiendo transmite Juan Franco en la captación del instante y lo convierte en fotograma. Entre imágenes se atisba la belleza de una ley inexorable, producto de una voluntad que está más allá de todo entendimiento, pero que difunde un mensaje cuando la serena expectación está activa. ¿Existe mejor referente que la Naturaleza para sentir lo apacible del corazón? La magnificencia, siempre generosa de lo natural, nos devuelve la mirada límpida que insinúa la libertad del espíritu, captando al son de la simbiosis natural la profundidad de lo que somos en esencia.

Tenemos, pues, desde las miradas de Juan Franco, detalles que hacen referencia a esa vida propia, cual parecido a una única conciencia que invita a la paz que evocan los elementos naturales, envueltos en bravura unas veces, y silencio en otras. Así, estas magníficas imágenes hacen de peldaño en la escalera escondida a la mirada superficial, siendo patente cuando el pensamiento libre se traslada al mundo de la utopía que encontramos al vivir, siendo un claro referente de armonía desde nuestra naturaleza silente.

Emigdio Benavent

 

EL MAR, LA MAR

 Vuela gaviota bonita

en tu plácida bondad,

señora del mar

eres reina.

Aguas y rocas cristalinas

aguas salinas,

divinas,

de plancton femeninas.

Escolleras respetuosas

grandes y hermosas,

de aguas frondosas

profundas y hacendosas.

Velero que surcas los mares

con tu vela enarbolada,

tranquilos y embravecidos

con blanco marinero.

Nubes, viento y mujer

que desafías al mar,

con tu coraje al andar

con ternura al hablar.

Palmera, piedras y fulgor,

luz y resplandor;

alegría y templanza

calidad en la semblanza.

Dunas de contención

que el agua acaricia,

con ternura y sazón,

con delicada pasión…

 

José Tarrazó Durá  – Escritor y poeta.

Para mi amigo Juan Franco, con estimación.

                    Febrero de 2010.

 

La sopa primigenia donde se desarrolló la Vida, luego el mar…ecos, rememoranzas, recuerdos subconscientes, por eso nos atrae tanto.  Gran parte de nosotros somos líquido elemento, y se agitan nuestras emociones al igual que se agita el mar embravecido. Pero somos mayormente equilibrio, al igual que el mar, paz y serenidad. Eso es lo que transmite en sus días en calma el rumor de las olas, dejarse envolver en su perfume yodado, los tonos verdi-azules de sus aguas, el piar de las aves. Hundir los pies en sus cálidas arenas del verano y el sol.¡Ah el Sol! La luz que todo lo inunda creadora de belleza, formas y sombras.Amado Mediterráneo, estas imágenes quieren ser un homenaje a ti, a tu fecundidad, padre/madre de culturas desde tiempo inmemorial. Si el ser humano fuese consciente de que forma parte de la naturaleza, que no es dueño y señor, sino uno más, volveríamos a tener ese contacto con todo lo que nos circunda y respetaríamos hasta la más mínima mota de polvo.

“Amar la naturaleza es amar a todos los demás y así mismo”.

Juan L. Franco  – Marzo del 2010

 

112901_Tren a Valencia_0154

Esta cuarta exposición  “Viaje a ningún lugar”, contiene veintiuna fotografías. Estuvo expuesta en la Sala del Cláustro de la Biblioteca Central, Gandia en noviembre del 2013

        UNAS PINCELADAS SOBRE LA EXPOSICIÓN

Juan Franco nos presenta una nueva creación fotográfica, con un sentido de valores humanísticos. Una página más en su haber como fotógrafo con sensibilidad propia, que capta con su cámara escenas de indiferencia entre los individuos, que montados en un tren. ¿dónde van estas personas?. “proyectándonos hacia un futuro inventado o estar rememorando un pasado que no existe”. J. Franco.

Esta indiferencia de valores que subyace en tantas personas, donde la convivencia es cada vez más escasa, se refleja en la presente exposición, esas miradas perdidas ausentes del viajero denotan que “todo vale”, gran error del que viaja a NINGÚN LUGAR.

Si tomásemos el ejemplo de la Madre Naturaleza, y nos diésemos cuenta de su continuo progreso, nuestro viaje tendría el sentido adecuado como seres humanos. Pero tenemos delante de nosotros que en cada fotografía existe un profundo mensaje en el cual nos invita a la reflexión. La mirada de Juan Franco en esta exposición tiene muchos interrogantes, esto es causa de su sensibilidad y aplomo para todos los individuos.

                                                                       8-8-13. José Tarrazó Durá, escritor y poeta.

 

         VIAJES QUE FORMAN PARTE DE UNO SOLO

Hace algún tiempo, al observar a quien va a realizar un viaje, apreciaba que en su semblante se encuentra la espera de comenzarlo, una vez está en ese tren, en su cara se manifiesta que necesita llegar para seguir viviendo………………..

La necesidad de movimiento debe tener un sentido. Puede un árbol no moverse pero no pierde el sentido de su existir, con lo cual deduzco que el sentido es lo primigenio de cualquier movimiento, unido al hilo conductor que es el camino.

Juan Franco, nos da a entender entre líneas a través de las imágenes escogidas, que debe existir el motivo del que viaja junto al viaje en sí, cuyo disfrute verdadero es el conjunto de lo que somos y a través de los sentidos acompañamos el silencio interior, dando forma al lugar que debemos saber llegar, partiendo de uno mismo se descubre el lugar donde estamos todos.

                                               22-9-2013. Emigdio Benavent Payá, CEO de emprenet.es

VIAJE A NINGUN LUGAR

El ser humano en general por nuestra naturaleza  mental,  acotamos nuestro universo, nuestra perspectiva de la Vida ensimismados en nuestro acontecer diario, limitando nuestro potencial dando vueltas  y mas vueltas a cualquier cuestión, sin dejar que se manifieste la creatividad preocupados como estamos en analizar, diseccionar, aclarar, resolver o solucionar cualquier cuestión. O el de desear quimeras que no están a nuestro alcance, proyectándonos hacia un futuro inventado o estar rememorando un pasado que ya no existe. Por el contrario imaginar no es malo, siempre y cuando se tenga la premisa de dejar como hipótesis de trabajo las metas que nos propongamos razonables y alcanzables y que no supongan un enconamiento en alcanzar objetivos, pues esto crea estress y traumatismo cuando el objetivo no es alcanzado.

Todo gira al entorno de nuestro pequeño y limitado universo, siendo así, nos separamos de los demás, nos individualizamos al extremo de perder el contacto humano, la sensibilidad de ocupar el  puesto del otro, de ver con otros ojos la conexión que existe en toda manifestación de Vida y por ende entre las personas .

Tomando como ejemplo la naturaleza, nos podremos dar cuenta que todo esta en movimiento continuado, todo esta conectado en equilibrio y en armonía. Claro ese sentimiento de conexión ha desaparecido de nosotros atrapados como estamos en nuestra vorágine mental, en nuestras insatisfacciones y egoísmos.

Dar sentido gráfico a estos sentimientos es la intención en esta exposición fotográfica, evidenciar la aparente soledad en la que se encuentra el ser humano, el que cada uno va a lo suyo, sin darnos cuenta que existe un mundo mas coherente, el de los valores “reales de convivencia”, el de la percepción de que no estamos solos.

Si no somos capaces de “despertar” a ese mundo de la Vida con mayúsculas, el mundo del compartir, del Ser y Estar y de la unión con todo lo que nos rodea, con otro estado de conciencia mas altruista, mas solidario y menos personalista, creo y es mi sentida opinión que “no vamos a ningún lugar”, o sí. Al de la autodestrucción.

 Juan L. Franco 

Gandia, 4-6-12

 

EXPOSICIONES EN PROCESO DE CREACIÓN

a13-04-22 Camins a la Mar_0081 copia   Este proyecto fotográfico, esta en fase de solicitar sala y concluir los textos se denomina “El Sendero” y constará de veintiuna fotografías.  Una vez concluido el proceso de elaboración de textos, maquetación del catalogo, concrección de fechas, etc. lo anunciaré por cartelería, red social y correos electrónicos……..

EL SENDERO

Algo tan concreto y a la vez tan abstracto definir el camino de la Vida, el Sendero de Evolución. Todos caminamos en este Planeta hacia nuestro destino, depende de cómo lo hagamos encontraremos nuestra realización, o no. Cada ser humano tiene su manera de andarlo y aunque  solo existe una forma de hacerlo y en esto  me refiero a que únicamente se podrá consumar con un bagaje de valores altruistas y solidarios que están al alcance de todo ser humano, valores de “convivencia reales”, cada uno a su manera deberemos encontrar las claves o llaves que nos pueden llevar a esa autorrealización, a ese despertar del sueño en el que estamos sumergidos.

Existen innumerables referencias al mismo que los poetas y escritores han expresado a través de los tiempos, podemos destacar a Constantino Kavafis en su poema “Ítaca”, a Calderón de la Barca en “La Vida es Sueño”, o al poema de Antonio Machado “Caminante no hay Camino”, y a José Tarrazó Durá, en sus poemas de su obra “El Hombre y la Paz – Pada del Alma, “Caminante”, “Escollos en el Camino” y de su obra LA VIDA – Glosa Poética,  “El Camino”.

No cabe la menor duda, que si somos investigadores de nosotros mismos encontraremos ese camino de felicidad y realización que reside dentro de cada uno de nosotros, hay que estar ATENTOS a las señales y cultivarnos internamente activando los resortes que nos harán pasar de la teoría a la práctica, todo conocimiento sin practica no sirve para nada, pues vivir de teorías nos lleva a vivir en la ilusión de que estamos avanzando y en realidad quedamos atascados y cristalizados, en una serie de creencias propias que nos paralizan en el Sendero de Evolución.

Lo más probable es que seamos escépticos ante este tipo de cuestiones o de ver las cosas desde ésta óptica, pero ante la crisis actual de valores merece la pena investigar a través de los indicios suficientes que nos han planteado los “libre pensadores” de no importa que cultura o país y que  desde tiempo inmemorial nos indican que existe otra forma de encarar la Vida, otra manera de vivir tanto individualmente y colectivamente como Humanidad.

Esta colección de fotografías quieren expresar, que a pesar de los múltiples caminos que atravesamos a través de innumerables vidas, al final daremos con el nuestro que nos llevará a reencontrarnos con nosotros mismos, con lo que somos en realidad, con nuestra esencia con nuestra propia Alma, que es la que nos animará a seguir trabajando conscientemente por una Humanidad mejor más justa sin desequilibrios, hambres ni guerras, con un reparto justo de la riqueza, donde se contemple al individuo como un ser humano y no como una máquina de producción para empresas, donde la minoría de  individuos que detentan el poder económico y político, esclavizando a los seres humanos viven a costa de los demás.

 Recordáis la leyenda que se rubricaba encima de la puerta del Oráculo de Delfos……………………. “Conócete a ti mismo”, es lo único que podrá hacer cambiar a esta humanidad en la que vivimos. 

Juan Luis Franco                                                                                  Gandía, Noviembre del 2014.

 

 

A 20130227_13-02-27 Franciscans_0268  Este proyecto fotográfico, esta en fase de solicitar sala y concluir los textos se denomina “Acogida” y constará de veintisiete fotografías.  Una vez concluido el proceso de elaboración de textos, maquetación del catalogo, concrección de fechas, etc. lo anunciaré por cartelería, red social y correos electrónicos……..

 ACOGIDA

Acogida: (Diccionario de la Real Academia Española) – Persona pobre o desvalida a quien se admite y mantiene en establecimientos de beneficencia. – Recibimiento u hospitalidad que ofrece una persona o un lugar. – Refugio o lugar donde puede alguien acogerse. – Protección o amparo.

No debería importar raza, nacionalidad, idioma, sexo, estatus o condicion social. Lo importante deberia ser la humanidad con que nos tratamos unos a otros, los “valores reales de convivencia”, entre los que caben destacar el respeto, la solidaridad, la tolerancia y en definitiva el Amor y el cariño con que nos deberiamos relacionar entre congéneres, idependientemente de las religiones, creencias, tradiciones y cultura que podamos tener cada uno de nosotros. Hay un valor también que tendriamos que tener en consideración, que es el de la hospitalidad o acogida, ejemplo que los países occidentales (Europa y EEUU entre ellos) deberían tomar ejemplo de la mayoría de paises subdesarrollados.

Esta exposición fotográfica es un homenaje al Centro de Acogida San Francisco de Asís de Palma de Gandía, y a los Hermanos Franciscanos Guillermo y Pepe cuya labor incondicional y a través de innumerables esfuerzos, han conseguido en pocos años edificar el Centro de Acogida antes citado, con aportaciones anónimas de muchas de las gentes de la Comarca de la Safor y de otras partes de España. Este centro se ha especializado en acoger a gente indigente (de sexo masculino), que viven en las calles de todos los pueblos de alrededor, sin importar condición social, raza o país. En la actualidad residen cincuenta y seis varones, el doble de la capacidad del centro, subsiste el Centro con donaciones privadas, bien dinerarias o en alimentos  y por equipos de voluntarios que se ocupan de la limpieza de los locales y de cocinar alimentos para todos los que allí residen. Independientemente de pertenecer a una orden religiosa no debe importar este hecho, si no la labor humanitaria que se esta realizando supliendo con creces las carencias que las Administraciones Públicas tienen y que deberian realizar como corresponde a cualquier Gobierno Local, o a la Administración de la Comunidad Valenciana y en su defecto al Gobierno Nacional de nuestro país.

Cabe destacar la sensibilidad y cariño con que se trata a las personas recogidas, hay entre ellos indivíduos en fase terminal, con enfermedades crónicas de muy dificil solución, personas dependientes que hasta se les tiene que ayudar a comer, ducharse e incluso limpiar sus fluidos corporales, hay algunos disminuidos psiquicos también y algún portador del SIDA, que reside en un inmueble aparte por motivos obvios. Varios de los residentes que se encuentran en plenas facultades, ayudan a los otros que no pueden junto con los dos hermanos Franciscanos. Es una labor diaria de no parar en las actividades de atención a los demás, ejemplo de Amor al prójimo sin esperar nada a cambio, no existe ninguna obligatoriedad de acudir a ningún tipo de Oficio Religioso, todo es voluntario.

 

Juan L. Franco                                                                      Gandía, Noviembre del 2014

 

 

 

 

 

últimas entradas blog

¿Dónde estoy?

c/ San Vicente Ferrer, num. 32.4º.8ª
Gandía, Valencia (España)

Colaboro con:
Asociaciones y Colectivos que perciben parte de los beneficios de la venta de mis fotos.

Solicita cualquier foto

Cualquier consulta sobre mis trabajos fotográficos, estoy a tu disposición:

  • 657.065.195
  • juan@juanfranco.es